BULLYING, asesino silencioso

Es hora de involucrarnos

 

Angustia, humillación, aislamiento, dolor, burlas, indiferencia, ofensas, impotencia. Ninguna de esas palabras puede llevar por sí misma hacia el peor final. Sin embargo, con el bullying a la cabeza, todas ellas en equipo, traen como consecuencia que las ganas de vivir vayan perdiendo fuerza y en muchos casos la víctima esté convencida que la única salida, el único alivio, es el suicidio.

Bullying, asesino silencioso

Oriana Belén Picotti. Se suicidó en su natal Paraná, Entre Ríos, República Argentina, en noviembre 2016. Víctima de bullying. In Memoriam.

Millones de niños y adolescentes nos llaman a gritos desgarradores, en silencio. Y no los escuchamos. No los vemos. No los comprendemos. ¿Cuál es la razón? ¿El ritmo de vida, las preocupaciones constantes, los propios problemas? Eso no importa. La realidad es que nos necesitan. Su futuro depende de nosotros, los adultos, desde cada uno de nuestros roles, ya sea de padres, hermanos, abuelos, tíos, docentes.

Bullying, asesino silencioso

Elízabeth Lencina

¿Qué tipo de modelos ven la sociedad? Discriminación constante, solo por el hecho de ser diferente. Da lo mismo que no tenga un cuerpo perfecto, que no le guste la misma música que a la mayoría, que no tenga el mismo nivel económico que nosotros, que pertenezca a otra religión o a otro partido político, o que merezca las mejores notas en la escuela. Todo es motivo para atacarlo, para hacerle perder el sentido de pertenencia. Tengamos en cuenta que no estamos fabricados en serie. La diversidad debe hacernos crecer.

Que exista un DÍA INTERNACIONAL DE LA LUCHA CONTRA EL ACOSO ESCOLAR es un paso importante, es darle el lugar que corresponde, es concientizar sobre la gravedad del problema del que todos, de una u otra manera, formamos parte.

Involucrémonos, informémonos, acompañemos a los seres más vulnerables del mundo, ofrezcamos ayuda a niños y adolescentes, sin invadirlos, sin juzgarlos. Hagamos algo. No seamos más indiferentes. Ya es hora.

Elizabeth Lencina. Docente y Escritora.

 

Ver también

Algo en común…

En un bar de Flores

“Hemos perdido el arte de las relaciones sociales”

¿Salud y Educación? O ¿Educación y Salud?




Leave a Reply