Cansados del escándalo

“Hablar menos y escuchar más”

 

“No es verdad que la gente quiere el escándalo, la gente está cansada”, expresó en una entrevista a AICA, e invitó a los periodistas a comunicar “de forma positiva”.

“Hablar menos y escuchar más”

Hermana Myriam Castelli

 

Consejo de la hermana Castelli a los comunicadores

 

La periodista italiana y religiosa, hermana Myriam Castelli, que conduce el programa televisivo ¨Cristianita¨ en la Rai, visitó la Argentina y brindó conferencias en donde contó sobre su experiencia en el ámbito de la comunicación religiosa.

Evangelizar en los medios de comunicación es la misión de la hermana Myriam Castelli, conductora del programa televisivo “Cristianità” de la Radiotelevisione Italiana (Rai).

“Tenemos que estar en los medios de comunicación para transformarlos en púlpitos”, explicó la religiosa-periodista durante su visita la Argentina invitada por el presidente de la Comisión Episcopal de Comunicación Social, monseñor Santiago Olivera, para brindar conferencias en la ciudad de Rosario (Santa Fe) y de Paraná (Entre Ríos).

Durante una entrevista en AICA, la religiosa habló de los desafíos actuales de la evangelización a través de los medios y de su experiencia en la comunicación a lo largo de sus 20 años de trabajo.

“En 20 años pasaron más de cuatro siglos porque ahora un siglo vale cuatro años. Hubo cambios en la forma, en el contenido y también en la tecnología”, dijo la hermana, quien aseveró que “se ha perdido el contenido y la capacidad para desarrollarlo y elaborarlo”. “Eso se lo atribuyo a la falta de formación universitaria. Al momento, tenemos una formación que busca que el periodista gane en sucesos”, lamentó.“Hablar menos y escuchar más”

La periodista invitó a buscar “una buena cultura”, aquella que es elaborada, y a brindar una comunicación positiva, bella y luminosa.

Finalmente, dejó un último consejo a los comunicadores, especialmente a los argentinos: “Hablar menos y escuchar más”.

“No es verdad que la gente quiere el escándalo”

El programa de la hermana Myriam Castelli, Cristianita, es de cultura religiosa. “Elijo temas de interés común y los desarrollo a través de los huéspedes en el campo teológico, experimental, histórico, práctico y testimonial, de forma que cada espectador se sienta representado en el debate sobre ese tema”, detalló la religiosa.

“Los temas son inspirados por las jornadas mundiales, la Organización de las Naciones Unidas, el calendario litúrgico y afines. El aspecto más significativo y apreciado por nuestro público es la calidad de nuestros huéspedes porque son representantes de universidades, escuelas, obispos, teólogos, cardenales, personas que suelen escuchar en el ambiente laico”, agregó.

“Otro aspecto importante es que es un programa de cultura religiosa en una red laica que valora el contenido religioso”, manifestó la periodista. “No es verdad que la gente quiere el escándalo. La gente está cansada. Por eso valoran nuestro programa, por ser positivo”, destacó.

“Hablar menos y escuchar más”

Hermana Myriam Castelli

“Cristianita” es uno de los programas con noticias de la Iglesia más seguido en el extranjero, enriquecido por el aporte fundamental de muchos invitados como cardenales y obispos, académicos reconocidos, además de una amplia gama de expertos, artistas, profesionales, laicos y misioneros. Actualmente alcanza a una audiencia de más de 70 millones de televidentes en todo el mundo, siendo el único programa católico de la RAI.

Hermana Myriam Castelli

Nacida en Soave (Verona), se graduó en Filosofía por la Universidad Católica del Sagrado Corazón (Milán) y es especialista en Teología y en Lengua y Literatura Española. Además, es periodista profesional y pertenece a la Congregación de las Hijas de San Pablo.

Entre sus publicaciones se destacan: Il Dio della gioia, Città del Vaticano 2006, Giovanni Paolo II. Il papa che ha cambiato il mondo, Fabiani. Santi per tutto l’anno 2003; L’ultimo viaggio, Loreto 2007; Totus Tuus, Concerto in memoria di Giovanni Paolo II, 2006.

 

Ver también

¡Fuimos por la Paz!

Ser humano

Diamante de Fe

El niño que conoció el Paraíso




Leave a Reply