Cuentos

La bruja, el unicornio y el Pegaso

Había una vez… hace mucho, mucho tiempo, una Bruja solitaria, que desde el pico más alto de la montaña, intentaba realizar su gran hechizo. Ya que, cansada de ser temida por las demás personas, pensó en cambiar su aspecto, por uno más agradable para la vista de los otros.

Así, con su vara mágica comenzó a volar por los cielos, invocando a los truenos para que la ayuden a tener éxito en su misión. Pero, en plena invocación, de repente aparecieron ante ella un Unicornio y un Pegaso.Un cuento de Adrián Rusak

Sorprendida ante tal aparición, la Bruja interrumpió su hechizo, y los seres mágicos le preguntaron el motivo del conjuro que intentaba lograr en aquellos sitios.

Angustiada, la hechicera explicó que su gran anhelo era poder estar entre la gente sin que la misma se aleje de ella y así, poder hacer amigos, ya que estaba cansada de soportar tanta soledad en aquella montaña oscura.

Al terminar su relato, ellos la miraron muy tristes, por unos segundos y luego le respondieron que entendían muy bien esa sensación.

El Pegaso le explicó que muchas veces, surcando solitario entre los cielos, deseaba no tener sus bellas alas y poder galopar como un corcel más en la caballería.

Y el Unicornio le contó que en innumerables oportunidades, deseó no tener su cuerno mágico, ya que por culpa del mismo, muchos hombres intentaron capturarlo y hasta matarlo.

Al escucharlos, la Bruja se sintió un poco mejor y les preguntó si no querrían ellos también, recibir su hechizo y ser simples corceles, para poder al fin ser felices. Pero el Unicornio y el Pegaso les respondieron que no, porque un día entendieron que ambos eran únicos y debían sentirse orgullosos de ello. Y que al descubrir eso, comenzaron a aceptarse y ser más felices que nunca en sus vidas.

Asombrada y conmovida ante tanta sabiduría, la Bruja dejó su vara mágica y abrazó, muy afectuosamente, a aquellos seres mágicos.

Desde aquél día, la Bruja, el Unicornio y el Pegaso, fueron grandes amigos. Y la Bruja aprendió una gran lección… hay que saber aceptarse y quererse como uno es, ya que allí esta uno de los grandes significados de la felicidad.

Adrián Rusak: Cuentos

Adrián Rusak

Fin

 

Adrián Rusak

Redactor y guionista tanto en el campo  radial como en el audiovisual.

Co-autor del piloto unitario “Umbrales”. Ha escrito, también en co-autoría, el radioteatro “Jaque Mate” el cual fue representado en la radio del ISER FM 95.5 y en el prestigioso evento “Hecho en Taller” en el Auditorio Gregorio de Laferrère (Argentores).

También ha sido parte del equipo que ha realizado la producción artística de la Radio Soldados FM 87.5, para el relanzamiento de la emisora en el año 2015.

 

Ver también

El lobo guerrero

¿Qué me contas Adrián?

Tres breves

Amores…maternales, perdidos, mortales

Sumá tu comentario