Comentarios

Nadie lo dice

 

Todos lo ven, seguramente muchos lo advirtieron, pero lamentablemente nadie lo dice con todas las letras.Apropoba: Nadie lo dice.

Han pasado unos pocos días desde aquellos tristes sucesos ocurridos en las cercanías del Congreso Nacional en momentos en que se desarrollaba un debate parlamentario, cuando hordas de forajidos y delincuentes de toda laya realizaron los desmanes, los daños a la propiedad pública y privada y la intentona de impedir que uno de los tres poderes del Estado Argentino pudiera llevar a cabo su cometido con la seguridad necesaria.

NADIE LO DICE, pero solamente una barrera se interpuso entre los delincuentes y el edificio del Congreso, los cuerpos de los efectivos de la Policía de la ciudad de Buenos Aires, que al igual que los famosos espartanos de Temistocles en Las Termópidas, frenaron a solo cuerpo y coraje las escuadras organizadas de los bárbaros urbanos, con el lamentable resultado de más de un centenar de efectivos heridos al no poder defenderse con los medios adecuados por el capricho de una Jueza que ya debería estar afrontando sus responsabilidades por mal desempeño de su cargo y partícipe necesario de todo lo ocurrido.

NADIE LO DICE, pero los hechos que se juzgan como delitos menores se enmarcan como violatorias a la letra de la Constitución Nacional, al delito de Sedición, previsto en  el Código Argentino y el encuadramiento de la llamada Ley Antiterrorismo incorporada también al mismo texto legal.

NADIE LO DICE, pero estamos describiendo claramente para quien quiera verlo, hechos que en cualquier otro país del mundo que no sea el nuestro se calificarían como producto de la subversión terrorista, ni más ni menos y que nadie se desmaye ni se rasgue las vestiduras, en la más simple de las definiciones de cualquier enciclopedia del habla castellana y que como mencionara quien esto escribe en su nota titulada LA BATALLA DE LA TABLADA del año 2001, “… nuevamente el monstruo de la subversión terrorista, al igual que la Hidra Mitológica, levantaba una nueva cabeza en otro de sus intentos por destruir los fundamentos mismos de la Nación, también como en otras veces en plena vigencia de un régimen democrático y sin excusas de ningún tipo”.Apropoba: Nadie lo dice.

NADIE LO DICE, pero al igual que en no muchos años atrás, fueron las fuerzas policiales, y en especial la Policía de la Provincia de Buenos Aires en la guerra diaria contra la subversión iniciada incluso en período democrático de gobierno, las que mayor aporte de sangre en muertos y heridos brindaron en defensa de la Instituciones de la Nación y porque no decirlo de la Nación misma, actuando esta policía exclusivamente además de los cuadros militares en La Tablada y ahora la hermana joven institución Policial de la ciudad de Buenos Aires.

NADIE LO DICE, pero en los últimos hechos verdaderamente se encontró en peligro extremo uno de los poderes del Gobierno Nacional, que de no poder legislar se hubiera convertido en un cascarón vacío de sentido y práctica y que, vale la pena repetirlo, FUE UNA HUMILDE FUERZA POLICIAL LA QUE SALVÓ LA INSTITUCIONALIDAD.

Seguramente resultará inútil recordar a los distintos partidos políticos cuyos representantes integran las “Honorables Cámaras” de nuestro CONGRESO NACIONAL, que deberían hacer un acto de justicia antes de que pase más tiempo en el cual agradecer públicamente a los funcionarios policiales heridos y sobrevivientes por haberles permitido cumplir con las funciones para las cuales el pueblo los ha elegido. A lo mejor es mucho pedir teniendo en cuenta la sospecha existente de que algunos de ellos habrían “fogoneado”, e incluso no disimulaban su ansiedad para que edificio fuera tomado y poder así suspender la reunión. Por suerte las autoridades nacionales constituidas no se dejaron amedrentar ni convencerse.Apropoba: Nadie lo dice.

NADIE LO DICE, de la caterva de “desinformadores” que diariamente llenan los espacios en todo medio de información masiva, que mucha culpa tienen ellos mismos, a pesar de que nunca les ha gustado que se le señale, en mostrar la verdad que advierte cualquier ciudadano argentino, especialmente si tiene encima algunos años y un poco de memoria, no hay prácticamente notas ni mención de los policías heridos y menos pedidos de reconocimiento. Todos hemos visto videos tomados desde las filas de “los barbaros”, buscando errores en el accionar policial y sabiendo que esa posición les podía ocasionar lógicas posibilidades de recibir lesiones cuando se ordenara la represión, ¡oh, perdón por la palabra!, corrijo: se ordenara recuperar el orden.

Termina el año 2017 y al menos los policías argentinos, no importa a que institución pertenezcan, y aún en el dolor por nuestros camaradas heridos, brindaremos con la tranquilidad de que al menos el Poder Ejecutivo Nacional ha sabido reconocer, por primera vez el sacrificio policial respaldando su accionar. Seguramente con eso y algo más, los uniformados de azul esperaremos el nuevo año con la esperanza de que las cosas se encaminen hacia el orden y la policía pueda dar a los ciudadanos cuya custodia les cabe, la seguridad de una Institución seria, profesional y respetable, para lo cual luego de los años de destrucción, no tenemos duda alguna también hace falta realizar las capacitaciones necesarias.

¡¡¡FELIZ AÑO 2018 PARA TODOS!!!

Miguel Ángel Reynoso, Comisario Inspector (ra). Secretario General – APROPOBA, Asociación Profesional de Policías de la Provincia de Buenos Aires.

 

Ver también

Y de P.A.S.O…cañazo!

¿TIENEN RAZÓN, PERO QUIEN LOS ESCUCHA? INSEGURIDAD: OTRA VEZ EL TEMA DE MODA

Co I misiones…

Extraña designación en el Puerto de Bahía Blanca

Sumá tu comentario