Consejos prácticos

Consejos para el cuidado del aire acondicionado de tu auto

Se acerca la época de altas temperaturas y manejar con altas temperaturas resulta tedioso. Por suerte, tenemos un aliado que siempre nos acompaña: el aire acondicionado que nos ayuda a sobrellevar esta actividad de manera agradable. De cualquier manera, para sobrevivir a las temperaturas que superan los 30°C el sistema de refrigeración del vehículo debe encontrarse en excelentes condiciones. Ofrecemos una lista de consejos que presenta Comparaencasa.com para cuidar y mantener el aire acondicionado en óptimas condiciones.

1- Usarlo correctamente

Por más que las temperaturas sean muy elevadas no debe usarse el aire a menos de 22°C ya que esto supone un riesgo para la salud y un gasto excesivo del sistema, llegando a representar en ocasiones hasta el 20% del consumo total. En caso de haber estacionado bajo el sol un día de alta temperaturas será necesario arrancar el vehículo con las ventanillas bajas y dejando que el mismo aire de la calle reduzca la temperatura interna. Únicamente después de hacer esto es conveniente encender el aire acondicionado para refrigerar más intensamente.

2- Realizarle un service completo

El aire acondicionado necesita una revisión completa cada dos años para debe comprobar que el compresor funciona de forma correcta, al igual que la válvula de expansión y el evaporador. También hay que controlar que no existan fugas de gas para evitar riesgos. Hacerle el service obligatorio es muy importante, ya que en caso de haber cualquier tipo de desperfecto la empresa de seguros se puede encargarse de cubrir los costos o si hubiera fallas de fábrica se puede realizar el reclamo. Identificar las fallas a tiempo es la clave para evitar gastos y consecuencias mayores a futuro.

Como cuidar el aire acondicionado del auto3- Mantenerlo en condiciones

Al margen de la revisión hecha por un especialista, hay otras maneras de realizarle un mantenimiento al aire de forma fácil y casera. Una de las cosas que es posible hacer es, por lo menos una vez al mes encender el aire, para evitar que los conductos se sequen o que haya hongos que se propaguen y larguen mal olor. No es conveniente esperar a la llegada del calor para ponerlo en funcionamiento, sino por lo menos tres a seis veces al año.

4- Cambiar los filtros

La suciedad que puede acumularse en los conductos no es resultado de una cuestión interna del auto sino más bien externa ya que aquello que lo genera es la acumulación de polen y polvo que el mismo aire trae consigo. Por eso el filtro debe ser cambiado cada 3 meses para asegurar el aire puro . Una vez que se haya cambiado, se notará un incremento en la cantidad de aire frío que sale de las rejillas. Esta es una reparación de bajo costo y bastante sencilla.

5- Eliminar el mal olor

Muchas veces la acumulación de musgo puede ser resuelta cambiando el filtro. Sin embargo pasado un largo tiempo sin uso, puede que los hongos hayan llegado a los conductos. Un truco efectivo para eliminarlos es esparcir aerosol fungicida cuando se cambian los filtros. Posteriormente cerrar las rejillas por donde sale el aire y después encenderlo durante 10 minutos. La circulación del fungicida eliminará el mal olor y combatirá cualquier aparición de bacterias desagradables.

6- Cargar el gas

Recargar el gas no es algo sencillo y no puede hacerlo uno mismo, pero afortunadamente los talleres mecánicos no cobran mucho para realizar este trabajo. El gas no suele necesitar recambio de forma habitual sino cada 2 a 5 años.