Ciencia y Tecnología

El Futuro: “Energy Observer”, el primer barco propulsado por energías renovables e hidrógeno.

Día a día nos sorprendemos de los avances en la tecnología, y más aún en el uso de energías alternativas. Sin dudas que el dilema de las próximas décadas (y ya no decimos futuras generaciones) es el acceso a la energía, principalmente, más económicas y de menor impacto sobre nuestro planeta.

La actual matriz energética, basada en el uso de combustibles a base de hidrocarburos, contribuye en gran medida, por la emisión de gases de efecto invernadero (GEI), al calentamiento global.

En este caso no podemos dejar de analizar los beneficios del hidrógeno que, además de funcionar como fuente de energía en los autos de pila de combustible, puede ser empleado para alimentar embarcaciones.

En el Energy Observer, primer barco propulsado por energías alternativas e hidrógeno,  la propulsión eléctrica se obtiene mediante un sistema que genera hidrógeno a partir de agua de mar, así como por medio de una combinación de energías renovables.

Se trata de un catamarán, construido en Canadá en 1983, que fue transformado y convertido en un laboratorio experimental completamente autosuficiente. Toda la energía que necesita la produce el propio barco, que navega sin emitir gases de efecto invernadero ni partículas contaminantes.

Las energías eólica y solar son las que cubrirán la demanda energética del buque la mayor parte del tiempo. El catamarán, de 30 metros de eslora, 12,8 de manga y 28 toneladas de desplazamiento, avanza impulsado por dos motores eléctricos alimentados por tres paneles fotovoltaicos (con una superficie de 130 m2), dos turbinas eólicas y una cometa de 50 m2.

Cuando no hay viento ni sol, el barco es arrastrado por la cometa y los motores reversibles generan una corriente que permite producir hidrógeno. El barco también está equipado con diferentes sensores para analizar el estado de salud de los océanos.

El reto comenzó en 2017, con el denominado Tour de Francia, recorriendo los puertos del país galo. En este 2018 el foco está puesto en el Mediterráneo para luego adentrase en los océanos del mundo. El proyecto de Energy Observer es recorrer durante seis años 50 países y realizar 101 escalas.

Este desafío tecnológico y científico tiene como objetivo poner a prueba y difundir diversas tecnologías innovadoras, limpias y eficientes que permitan acometer la inminente transición hacia las redes energéticas del futuro. El proyecto cuenta con el apoyo de la Unión Europea, la Unesco y la Agencia Internacional de las Energías Renovables (IRENA). La expedición está centrada en la puesta en marcha de los 17 Objetivos de Desarrollo Sostenible de las Naciones Unidas, de los que el Energy Observer es el primer embajador de Francia.

Puede seguirse en tiempo real la travesía del Energy Observer en http://energyobserver.geovoile.com/tourdumonde/2018/tracker/?lg=fr

 

Ver más de Medio Ambiente