Coronel Rosales

“En la corbeta ‘Granville’ somos muy compañeros”

Tiene 27 años y aunque nació en Bahía Blanca y pasó por muchas ciudades debido a los pases de su padre, también marino, la Cabo Primero Comunicaciones Yanina Plenazio se siente puntaltense. Hoy está destinada en la corbeta ARA “Granville” con asiento en Mar del Plata.

Yanina Mariel Plenazio conoce la vida naval. Desde muy chica veía a su padre, el hoy Suboficial Principal Daniel Plenazio, haciendo prácticas de banderas o escuchando Morse: su especialidad es Comunicaciones, la misma que ella eligió cuando en 2010 ingresó a la Escuela de Suboficiales de la Armada Argentina (ESSA).

Corbeta Granville

Yanina Mariel Plenazio

Tiene 27 años y la vocación marinera la lleva en la sangre. Se le nota cuando entusiasmada habla sobre sus funciones en la “Granville”, la corbeta dependiente de la División de Patrullado Marítimo con asiento en Mar del Plata, donde está destinada actualmente.

“Es mi primera vez en una corbeta; yo siempre me definí como una cabo de las MEKO 360 ya que estuve cuatro años en el destructor ‘Sarandí’. La ‘Granville’ es muy distinta; en primera instancia por el espacio más reducido y cómo se mueve en el mar”, explicó, para detallar inmediatamente que lo que rescata de la unidad es el compañerismo. “Al ser más chico el buque, hay menos personal y somos muy compañeros acá. Eso es lo que a mí me gusta”.

Está destinada en la unidad desde el año pasado y previo a ello estuvo en la Estación Principal de Mar del Plata. En referencia a su tarea explicó que es la encargada de navegación y se desenvuelve en el puente de comando. “Básicamente mi trabajo es mantener las cartas náuticas actualizadas, hago guardias de señales; somos los ojos del buque”.

Junto a ella conforman el equipo de otros dos cabos, con quienes tiene una importante interacción y se relevan en guardias y funciones.

Ama lo que hace y disfruta de cada momento mientras desarrolla su tarea. “Por mi especialidad, hago guardias en el puente. Hay ocasiones en las que estoy en la madrugada en medio del mar sólo con las estrellas. Me siento privilegiada, cuando la guardia es afuera, soy testigo del cielo, las estrellas fugaces, las nubes, el ocaso, el amanecer…”, expresó.

La vida en Punta Alta

Nació en Bahía Blanca pero se siente de Punta Alta, localidad rosaleña donde ella pasó gran de su niñez y su adolescencia. “Me crié en varias ciudades por los pases de mi papá pero me siento de Punta Alta.  Fui a la escuela N°8 de Barrio Gottling; luego pasé a la Escuela Media N°2 y terminé el secundario en el ex Colegio Nacional, hoy Escuela Secundaria N°5”.

Corbeta Granville

Corbeta ARA Granville

Tiene dos hermanos que aún viven en Punta Alta junto a su mamá Mabel Flores: Tatiana de 24 está estudiando Ingeniería Química en la Universidad Nacional del Sur y su hermano Rodrigo está haciendo el ingreso a Tropa Voluntaria, siguiendo también los pasos de su padre Daniel, que en la actualidad está destinado en la Delegación Naval Córdoba.

Los recuerdos de la ciudad bonaerense son muchos y cada día añora la tranquilidad, los sonidos de su barrio. “Es una paz que no cambio por nada”, aseguró.

Actividades de la corbeta en el último mes

La corbeta ARA “Granville” participó de la búsqueda del pesquero “Rigel”, que se declaró en emergencia el pasado 8 de junio; formó parte de los actos por el Día de la Bandera en Puerto Madryn y estuvo en la Dársena de la Base Naval Puerto Belgrano hasta fines de junio.Corbeta Granville

La unidad depende de la División Patrullado Marítimo con asiento en la ciudad de Mar del Plata y durante la navegación a Puerto Belgrano, se realizaron diferentes actividades de instrucción y adiestramiento que son permanentes en cada unidad de la Armada Argentina y representan un pilar fundamental para operar, mantener y preservar la seguridad de todos los sistemas a bordo.

La tripulación del buque recibió adiestramiento a fin de profundizar y ampliar conocimientos en diferentes áreas. Se practicaron simulacros de lucha contra incendio, control de averías, rol de abandono, uso y manejo de salvavidas y evacuación médica. En estas maniobras se involucra todo el personal aportando e intercambiando conocimiento.

Con la colaboración de integrantes de la Agrupación Buzos Tácticos, el personal a bordo también se adiestró en técnicas de Visita, Registro y Captura (VRC), ejercicio que se realizó en forma conjunta con el transporte ARA “Bahía San Blas” que se encontraba en zona como sostén logístico.

Los oficiales y suboficiales de la corbeta, que se encuentra al mando del Capitán de Fragata Martín Edgardo Méndez, son los responsables de formar a su personal subordinado mediante exposiciones y charlas en las diferentes camaretas (comedores del personal a bordo). Allí se intercambian conocimientos, ideas, experiencias y se evacúan dudas, desde aspectos técnicos hasta de navegación.

Fuente: María Silvina Rosas – www.gacetamarinera.com.ar  – [email protected]

 

Ver también

A Borda el desafío

Sumá tu comentario