Comentarios

Preocupa al Papa la enemistad entre los argentinos

Aborto y jóvenes, la educación, la situación social, la perversidad de los medios de comunicación, los supuestos “voceros”

Algunos de los temas que trataron los obispos argentinos con el Santo Padre

El papa Francisco concedió una audiencia de más de dos horas a los obispos argentinos del primer grupo que realiza la visita ad limina, en la que, en un clima de fraternidad, les pidió que acompañen más a los jóvenes y consideró que el gran desafío es la educación. También expresó su preocupación por la división entre los argentinos, manifestó el deseo de viajar a su tierra natal, se refirió a las críticas del periodismo, habló sobre quienes se dicen voceros y pidió asistieran a los afectados por la crisis económica y las inundaciones.

El papa Francisco expresó su deseo de visitar la Argentina, aunque sin precisar una fecha, durante la audiencia de más de dos horas que concedió en el Palacio Apostólico a los obispos argentinos del primer grupo que realiza la visita ad limina.

 

“El Papa expresó su deseo de visitarnos varias veces, pero la dificultad es de agenda”, dijo a la prensa el arzobispo de Corrientes, monseñor Andrés Stanovnik, tras la reunión.

En este sentido, el arzobispo de La Plata, monseñor Víctor Manuel Fernández, dijo: “No tenemos ningún indicio por sí ni por el no, solo sabemos que es muy difícil”.  “Su agenda ahora está más marcada por las necesidades de la Iglesia y de la sociedad en el complejo mundo global, que por sus sentimientos”, precisó el prelado platense.

Monseñor Fernández señaló que el pontífice escuchó de algunos obispos la “preocupación por la existencia de cierta tensión social” en el país y reveló que hablaron del enfrentamiento que se generó a raíz del debate por el aborto.

El Papa Francisco con el Arzobispo de Bahía Blanca, Aspiroz Costa.

En tanto, monseñor Stanovnik aclaró que el 90% de los temas abordados por Francisco “fueron de orden pastoral”.  “El Papa insistió en varias ocasiones sobre el tema de la educación, su importancia y graves deficiencias. Nos insistió muy fuerte sobre ese tema”, subrayó.

“Habló también de la cercanía con nuestra gente, nos animó. Dijo que la Iglesia argentina está pastoralmente muy cerca de las problemáticas de sus pueblos, eso lo repitió varias veces”, destacó.

Supuestos voceros

Reveló que también se le preguntó acerca de sus supuestos “voceros” y reflexionó: “Algunos que suelen ser considerados voceros suyos son sólo personas que a veces conversan con él o que participan de encuentros en el Vaticano, pero que de ninguna manera son sus voceros. Ellos quizás intentan interpretar a su modo cosas que le escuchan, pero eso corre por su cuenta porque su único vocero es la Sala Stampa del Vaticano”.

Los ataques contra el Papa

“Algunos obispos manifestaron su dolor por la manera injusta en que es tratada la figura del Papa en algunos medios, incluso en medios católicos. No se destacan o no se analizan suficientemente grandes aportes suyos a la paz mundial, como cuando besó los pies a los líderes de Sud Sudán o su encuentro con dirigentes musulmanes, y en cambio se mencionan sus chistes a los peluqueros, cuando no se ridiculizan o se politizan sus afirmaciones o se lo pone bajo sospecha permanente, si es que no se cae en groseras fake news”, lamentó.

“La respuesta de Francisco –contó- fue que no se les echaran las culpas a los medios argentinos porque esto sucede en muchos lugares del mundo debido a determinados intereses globales, y recordó los cuatro pecados de la comunicación: la desinformación, cuando se dice sólo una parte de la realidad, la calumnia, la difamación con respecto a cuestiones íntimas y la “coprofilia” (amor a todo lo que sea excremento)”.

Saludo de monseñor Malfa

La Oficina de Prensa de la Conferencia Episcopal Argentina (CEA) señaló que el encuentro de los obispos argentinos con el Papa “se desarrolló en un clima de fraternidad” y sirvió para renovar su fe y su ministerio episcopal.

El obispo de Chascomús y secretario general de la CEA, monseñor Carlos Malfa, entregó un saludo en nombre de los obispos presentes, en el que destaca la importancia de este encuentro con “el hermano y amigo querido con quien hemos ‘caminado juntos, confesado a Jesucristo y construido la Iglesia’ durante muchos años”.

Monseñor Carlos Malfa

“Traemos las alegrías y las tristezas, los dolores y esperanzas de los hombres y mujeres de la Patria, sobre todo de los pobres, los débiles, los que sufren, quienes pertenecen a la Iglesia por derecho evangélico”, asegura.

Según la Oficina de Prensa de la CEA, los obispos argentinos fueron compartiendo con el Santo Padre “las distintas realidades pastorales de sus diócesis y sus desafíos”.  “En el intercambio, el Santo Padre los motivó a ser testigos de la fe. Del mismo modo, el papa Francisco les manifestó a los obispos a que acompañen particularmente a los jóvenes y que le dediquen tiempo a ese acompañamiento”, sostuvo.

“Asimismo, en el intercambio sobre la pastoral, los obispos compartieron con el Santo Padre el gran desafío que existe en la Argentina con la educación”, añadió.

Dentro del programa previsto, visitaron la Comisión Pontificia para América Latina (CAL), el Palacio de San Paolo, el Pontificio Consejo para la Promoción de la Nueva Evangelización, el Pontificio Consejo para los Textos Legislativos y la Secretaría para la Comunicación.

Sumá tu comentario