Comentarios

Economista bahiense defiende la vida

 

Contiene imágenes que pueden afectar a la sensibilidadNo al aborto

La doctora María Emma Santos, investigadora del Conicet y profesora de la Universidad Nacional del Sur, de Bahía Blanca, envió una carta dirigida a cada legislador nacional con motivo del debate que se dará en el congreso sobre la despenalización del aborto en el marco de la “Campaña por el Derecho al Aborto Legal, Seguro y Gratuito”.

En la carta manifiesta “Creo firmemente que es un tremendo error despenalizar el aborto. Los embarazos no deseados, sea por el motivo que sean, deben ser tratados de otra manera. Terminar con la vida en gestación es sin duda una solución aparentemente muy fácil y falazmente en respeto del derecho de la mujer de decidir sobre su propio cuerpo. La realidad es que en ese cuerpo YA existe una vida que merece el mismo derecho que el de la mujer. La única diferencia es que esa vida no tiene voz ni capacidad de defensa”.

En cuanto a uno de los argumentos frecuentemente utilizado en favor de la despenalización como ser el por qué una mujer debe continuar con un embarazo no deseado, no buscado y muchas veces fruto de una violación, sostiene que la vida dentro de ella no tiene ninguna responsabilidad sobre el acto que la engendró y merece gozar de los mismos derechos que la mujer. “El derecho de un niño no puede depender de que su madre lo desee o no. Los derechos humanos no son ‘otorgados’ por la madre¨.

En la carta invita a los legisladores a ver el video de un médico norteamericano, el Dr. Levatino, ginecólogo altamente calificado, que practicó 1200 abortos legales en su práctica profesional, donde se explican los cuatro métodos de aborto. El medico advirtió que el tamaño del feto no hace la diferencia, todos son vida humana. Hoy es un medico defensor de la vida y ha hablado en el Congreso de los Estados Unidos.

Finaliza invitando a la reflexión y señalando que nadie es menos, ni la mujer, ni la niña, ni el niño en gestación.

Nota de la redacción: Es inusual en nuestras páginas encontrar imágenes que puedan afectar a la sensibilidad de los lectores. Si en este caso las publicamos es para que sepan que es lo que se elimina cuando se realiza un aborto. Es fácil hablar, legislar, proponer, inducir a otros a realizar una acción y otra muy distinta encargarle a otro que haga lo que seguramente no harían.

No al aborto

El texto de la carta

Estimado Sr. Legislador,No al aborto

Soy una ciudadana de Bahia Blanca, Pcia. de Buenos Aires. Sos mi representante en las Cámaras Legislativas.

Te escribo porque quiero hacerte llegar mi opinión respecto del debate que se dará en el congreso sobre la despenalización del aborto en el marco de la “Campaña por el Derecho al Aborto Legal, Seguro y Gratuito”.

Creo firmemente que es un tremendo error despenalizar el aborto. Los embarazos no deseados, sea por el motivo que sean, deben ser tratados de otra manera. Terminar con la vida en gestación es sin duda una solución aparentemente muy fácil, y falazmente en respeto del derecho de la mujer de decidir sobre su propio cuerpo. La realidad es que en ese cuerpo YA existe una vida que merece el mismo derecho que el de la mujer. La única diferencia es que esa vida no tiene voz ni capacidad de defensa.

Abortar es una violación de los derechos humanos. Viola el derecho a la vida inherente a toda persona, promulgado en el Artículo 3 de la Declaración Universal de Derechos Humanos. Viola también el “derecho a un recurso efectivo (…) contra actos que violen sus derechos fundamentales”, Articulo 8 de la misma declaración.

Por la Ley 23849 (del 20/9/90) Argentina ha adscripto a la Convención de los Derechos del niño, que en su Artículo 6 declara que todo niño tiene derecho intrínseco a la vida y que los Estados partes deben garantizar en la máxima medida posible la supervivencia y el desarrollo del niño. Argentina ha declarado que por “niño” debe entenderse todo ser humano desde el momento de su concepción y hasta los 18 años de edad.

No al aborto

El bebé a las 9 semanas.

Argentina además ha subscripto al pacto de San José de Costa Rica (Convención Americana Sobre los Derechos Humanos), el cual también declara el derecho a la vida desde el momento de la concepción. Desde la reforma constitucional de 1994, este tratado internacional tiene jerarquía constitucional. Pero más allá de que despenalizar el aborto hoy sea inconstitucional en Argentina, hacerlo es dar un paso atrás en la ética por la vida y en el respeto a los derechos humanos.

Quiero expresarme sobre algunos puntos que son frecuentemente utilizados en favor de la despenalización. El primero es por qué una mujer debe continuar con un ¿Por qué? Mi respuesta es: porque la vida dentro de ella no tiene ninguna responsabilidad sobre el acto que la engendró y merece gozar de los mismos derechos que la mujer.

El derecho de un niño no puede depender de que su madre lo desee o no. Los derechos humanos no son ‘otorgados’ por la madre (1). Esto no significa que la mujer deba hacerse cargo de ese hijo. Tiene que tener la opción de darlo en adopción.

¿Por qué entonces, en vez de buscar una solución aparentemente fácil como el aborto no somos revolucionarios de la vida y desarrollamos una ley de tratamiento adecuado e integral de los embarazos no deseados? Cambiemos abortar por ADOPTAR, y por reforzar programas como la AUH.

Te invito entonces, representante y legislador a que diseñemos un proyecto de ley integral que aborde todo el problema en su conjunto, que ofrezca un embarazo cuidado y asistido, un nacimiento protegido y, en caso de que la mujer así lo desee, una transición a una adopción lo más temprana posible, en favor del desarrollo del niño.No al aborto

El segundo argumento que muchos utilizan es que el bebé en el vientre no es aún ‘persona’. ¿Desde cuándo es ‘persona’ entonces? ¿Al nacer? ¿Aceptarías abortar el día del nacimiento? No. ¿Cuánto antes entonces? ¿Primer trimestre? ¿Segundo trimestre? ¿Qué es lo que marca la diferencia? ¿Por qué existe neonatología entonces? ¿Por qué hay numerosos casos de niños nacidos prematuros que sobreviven exitosamente y pueden llevar una vida normal? La realidad es que la diferencia la marca la concepción. Desde el día en que el óvulo es fecundado, hay vida humana, se es persona. El resto son umbrales artificiales que carecen de sustento y sentido.

Los países en donde el aborto es legal enfrentan contradicciones inexplicables. En el Reino Unido el aborto es legal hasta la semana 24, en Noruega y España hasta la semana 22. Y al mismo tiempo, niños nacidos prematuros de 21 semanas sobreviven exitosamente. Pero no es una cuestión de hasta qué semana se puede abortar o a partir de qué semana un niño puede sobrevivir en neonatología. Aún un recién nacido a término necesita asistencia humana para poder sobrevivir.

Te pido por favor que mires los videos de un médico norteamericano, el Dr. Levatino, un ginecólogo altamente calificado, que practicó 1200 abortos legales en su práctica profesional, donde se explican los cuatro métodos de aborto. El Dr Levatino un día advirtió que el tamaño del feto no hace la diferencia: todos son vida humana (2). Hoy es un defensor de la vida. Este médico ha hablado en el congreso de Estados Unidos. Te pido mires con atención los cuatro videos disponibles en: https://www.abortionprocedures.com (se puede optar por subtítulos en español, en la esquina inferior derecha, herramientas de youtube. Nota que hay cuatro solapas: D&E, Pill, Aspiration, Induction) (3).No al aborto

Los profesionales que han practicado abortos legales también dan testimonio de darse cuenta del sufrimiento fetal durante los abortos. Es relevante notar también que la mayor parte de los médicos que practican abortos, no lo logran hacer durante toda su vida profesional. En algún momento claudican a esa actividad. Te invito además a que estos videos sean exhibidos en el recinto, antes de debatir el tema. Es necesario saber lo que se discute. Es necesario conocer el procedimiento médico.

En tercer lugar, y volviendo al argumento del ‘derecho’ de la mujer de decidir sobre su propio cuerpo, quienes abogan por esto, quizás no tengan presente que existen abortos selectivos en contra de las niñas (4). En 1990 se estimaba que había 100 millones de ‘mujeres faltantes’ como consecuencia del exceso de mortalidad femenina por discriminación de género: post-natal, pero también pre-natal (5). En efecto, en el sur de Asia y en el Norte de África las mujeres son discriminadas desde edades tempranas, recibiendo menos cuidados, atención médica y educación. China e India son los países con mayor cantidad de mujeres faltantes. La estimación de mujeres faltantes en 2010 asciende a 125 millones. El incremento se debe en buena medida al incremento de abortos selectivos (“selección de sexo prenatal”) por contar (desde 1990 a esta parte) con una mejor tecnología de ecografías que permiten saber el sexo del bebé y “mejor tecnología” para realizar los abortos (6). Esto pone de manifiesto que el aborto, en vez de ‘empoderar’ a la mujer puede reforzar formas de discriminación en su contra. Por supuesto, los abortos selectivos también se extienden a condiciones de discapacidad, tan repudiables como la discriminación de género.No al aborto

Por último, te invito además a que te informes sobre los riesgos del aborto sobre la salud de la mujer. Se suele argüir que muchas mujeres mueren como consecuencia de abortos clandestinos. Primero, nadie habla de las otras vidas perdidas antes de nacer. Pero, aun dejando eso a un lado, legalizar esos abortos no es la manera de salvar a esas mujeres. Abortar –de manera legal y con toda la asistencia médica necesaria– también tiene serios riesgos para la salud de la mujer incluyendo perforación del útero, perforación cervical, infección, hemorragias, mortalidad materna y complicaciones en futuros embarazos. Estas complicaciones son mencionadas en los videos que te recomiendo mirar. Además hay sobrada evidencia de que incrementa la probabilidad de depresión e inclusive de suicidio. La manera de salvar la vida de las mujeres que atraviesan embarazos no deseados es darles una salida verdadera que les permita dar a luz a esa vida, con el acompañamiento que necesitan. Es ofrecerles una asistencia integral si eventualmente quisieran quedarse con sus hijos y también ofrecerles, en caso de no desearlos, poder entregar su bebé a parejas deseosas de ser padres, de amar, cuidar y hacer crecer a ese niño o niña.

Te pido reflexiones sobre esto. No caigas en los lugares comunes. Nadie es menos: ni la mujer, ni la niña o niño en gestación. Seamos revolucionarios de la vida.

(1) Esta idea es elaborada por la Dra. Aultman, quien realizaba abortos legales en Estados Unidos: La mujer que atraviesa un embarazo no deseado debe tener el derecho a: 1) recibir atención médica y psicológica gratuita, 2) tener la posibilidad de dar a su hijo en adopción, facilitándole lo más posible las cuestiones burocráticas y administrativas. Miles de parejas en nuestro país desean tener un hijo y no pueden por problemas de fertilidad. Algunas gastan fortunas en tratamientos de fertilización asistida. Otras atraviesan procesos de adopción casi denigrantes y muy prolongados para ellos y para los niños. Muchas veces, cuando los niños son finalmente asignados a una familia, ya pasaron situaciones traumáticas y privaciones severas que dejan secuelas para toda la vida.No al aborto

(2) Los métodos abortivos son esencialmente cuatro, de acuerdo al momento del embarazo en que se practiquen. Primer Trimestre hasta la semana 10 se utiliza una píldora: la mujer toma una pastilla que contiene la droga RU-486. Esta droga bloquea la acción de la hormona progesterona, de manera que se corta el suministro de sangre y nutrición al bebe y así el bebé muere. 24 a 48 horas después se administra Misoprostol a la mujer, lo cual, en combinación con la otra droga, provocan que la mujer expulse al bebé. Un bebe en esta etapa de gestación tiene los dedos de pies y manos ya formados. En el Primer Trimestre-después de la semana 10 se utiliza Dilatación y Curetaje con aspiración (el bebé se aspira). Aquí el bebe tiene dedos en sus manos y pies, brazos y piernas, pero sus huesos son todavía frágiles. El bebé es desmembrado por la fuerza de la succión. En el Segundo Trimestre se utiliza el método de Dilatación y Evacuación. Este se realiza desmembrando del feto estando vivo. Luego de ir sacando las partes al bebé inicialmente vivo es necesario verificar que haya dos piernas, dos brazos, torso, cráneo. Es decir, es necesario verificar que estén todas las partes del cuerpo humano. Finalmente, los abortos que se realizan en el tercer trimestre son aborto por inducción. Requiere dos a tres días. Se inyecta al bebé una droga llamada Digoxin que produce paro cardíaco. Luego la mujer debe dar a luz al bebé sin vida. Si esto no se logra, se procede con el método utilizado para el Segundo Trimestre, con la diferencia de que el bebé ya está muerto. Estos bebés pueden sobrevivir en neonatología, si la mujer hubiera tenido un parto prematuro.

(3) Podés encontrar otros testimonios de profesionales que han practicado abortos legales:

(4) Klasen, S. (2003). Sex Selection. In Demeny and McNicholl (eds.) Encyclopedia of Population 878-881. Klasen, S. (1994) 1994. Missing Women Reconsidered. World Development 22:1061-71.

(5) Sen, Amartya. (1990). “More than 100 million women are missing,” New York Review of Books 20: 61– 66. Sen, Amartya. (1992), “Missing women,” British Medical Journal 304: 587–588. Los países con mujeres faltantes son aquellos en donde el ratio de cantidad de mujeres/cantidad de hombres sea menor que el biológicamente esperado. Amartya Sen obtuvo el Premio Nobel de Economia en 1998.

(6) Bongaarts, J. and Guilmoto, C. Z. (2015), “How Many More Missing Women? Excess Female Mortality and Prenatal Sex Selection, 1970–2050”. Population and Development Review 41(2): 241-269.

Doctora Maria Emma Santos (Economista) – Investigadora del CONICET – Prof. Universidad Nacional del Sur – Bahía Blanca, Argentina – msantos@uns.edu.ar

Sumá tu comentario