Comentarios

Un lobo entre corderos

 

Dirigentes políticos, obispos y organizaciones provida objetaron la nominación de Marisa Graham como la primera Defensora de los Derechos de los Niños y Adolescentes y solicitaron al Congreso reconsiderar su postulación para este cargo por su posición pública y abierta a favor del aborto.

Incongruencia: Una defensora de derechos que niega los de algunos.

El 25 de abril próximo pasado, la Comisión Bicameral de los Derechos de Niños y Adolescentes propuso a Graham para ese cargo que estaba vacante desde su creación en 2005. Ahora tanto la Cámara de Diputados como el Senado de la Nación deberán ratificar por mayoría simple la designación.

“¿Es una ironía o una broma de mal gusto que la Defensora de Niños y Adolescentes esté a favor del aborto? Tiempos que exigen mirada atenta y compromiso firme y valiente”, escribió monseñor Santiago Olivera, el obispo castrense, en las redes sociales al enterarse de la designación de Graham.

El Partido Demócrata Cristiano porteño (PDC CABA) consideró la nominación de Graham como “una patraña de un sector de legisladores contrarios a los derechos de los niños que utilizan las técnicas de los hechos consumados en actitud militante”, y anticipó que interpondrá un recurso jerárquico ante la Bicameral y en instancias judiciales a fin de que “la propuesta quede sin efecto y pueda lograrse a breve plazo la designación, en forma legal y legítima, de un Defensor del Niño que defienda a todos los niños, nacidos y por nacer”.

“El 10 de setiembre de 2018 el PDC CABA planteó la recusación de 8 de los 10 integrantes de la Comisión Bicameral de designación por haber votado favorablemente por la legalización del aborto”.

“La posición abortista de las recusadas creó una situación de parcialidad manifiesta y discriminatoria que desembocó, como era previsible, en la propuesta de una postulante “reconocida militante abortista’”, aseveró en un comunicado con las firmas de su presidente, Carlos Lionel Traboulsi y su secretario general, Roberto J. Martínez.

Todo una definición: Marisa Graham con Estela de Carlotto, la aliada de la dictadura del “Proceso” que conculcó todos los derechos.

En tanto, Unidad Provida, que integran distintas organizaciones, coincidió en que “una candidata militante de un determinado sector político e ideológico que avala e impulsa el descarte selectivo de personas, no reúne la idoneidad necesaria para tal cargo” y manifestó su “rechazo categórico” a la postulación de Graham.

“Vemos con gravedad que la nominada al cargo ha tomado partido de forma manifiesta y militante por la legalización del aborto, siendo que esta práctica conculca el primer derecho humano, que es el derecho de todos a vivir”, expresó en un comunicado.

Con el ex presidente Néstor Kirchner, cuando era funcionaria de su gobierno.

La asociación civil Abogados por la Vida de la provincia de San Juan expresó su repudio a la designación de Graham, dado que la letrada se “ha declarado públicamente a favor de la legalización del aborto, en franca contradicción con uno de los principios constitucionales fundamentales y necesarios para la integridad nacional como es el derecho a la vida del niño por nacer”.

“La propuesta de designación ha sido ilegal y violatoria del procedimiento legal correspondiente, al ser pronunciada con anterioridad a la resolución de impugnaciones oportunamente interpuestas, lo que lo vicia de nulidad absoluta”, planteó en un comunicado.

La Alianza Cristiana de Iglesias Evangélicas de la República Argentina (ACIERA) expresa su disidencia ante la elección de Graham para el cargo, por considerar que su perfil “no es el adecuado para el desempeño serio y responsable y que se ajuste a derecho en la temática”.

“A todas luces vemos que ejercerá la defensa y protección de deseos de los adultos y no de los derechos de la niñez”, alerta, y agrega: “La candidata propuesta manifiesta su posición en favor de la legalización del aborto y su apoyo a una cultura del descarte de aquellos niños por nacer no deseados, esto no solo condicionará la defensa de los niños y niñas desde su concepción, sino que será discriminatorio porque defenderá a unos si y a otros no por su postura pro aborto”.

Fuente: AICA – Agencia de Noticias

 

Sumá tu comentario