Convocatorias

100ª “Marcha de los Escarpines”

 

A favor de la vida

La Marcha de los Escarpines número 100 se realizará el miércoles 26 de octubre, esta vez con el lema “No desatemos la guerra contra un inocente en el vientre materno; trabajemos unidos por la Paz”. Durante una hora, familias y jóvenes rezarán por la vida naciente y les recordarán a diputados y senadores nacionales ¨que se respete la dignidad de la vida humana en todas sus etapas, desde la concepción hasta la muerte natural¨.

Con el lema “No desatemos la guerra contra un inocente en el vientre materno; trabajemos unidos por la Paz”, se realizará el miércoles 26 de octubre a las 16.30, en la intersección de las avenidas Callao y Rivadavia, frente al Congreso Nacional, la 100ª edición de la “Marcha de los Escarpines”. Allí, durante una hora, familias y jóvenes rezarán por la vida naciente y les recordarán a diputados y senadores nacionales “que se respete la dignidad de la vida humana en todas sus etapas, desde la concepción hasta la muerte natural”, informaron los responsables de la convocatoria.19-10-escarpines-1

“Marcha de los Escarpines” es una reunión de ciudadanos de buena voluntad, que los últimos miércoles de cada mes, desde el año 2006, se autoconvocan frente al Congreso de la Nación Argentina, “pidiendo se respete la dignidad de la vida humana en todas sus etapas, desde la concepción”.

La marcha -en la que distintas organizaciones alzan la voz “en nombre de los que no tienen voz”, y piden por “los más pobres de los pobres, los niños por nacer”- se realiza desde hace diez años manteniendo la consigna de aquella primera vez: “Solo una hora de tu tiempo, puede salvar a un niño para toda una vida”.

En la convocatoria también explicaron que “unido a este acto solidario con la vida, se reparten folletos ilustrativos de cómo comienza y se desarrolla la vida en el vientre materno, hasta su alumbramiento”. “Este material se reparte tanto en la calle como en los colegios que lo solicitan, acompañado de charlas educativas, guiadas por catequistas especializados en Bioética”, señalaron.

Asimismo, aseguraron que, durante estos años, “la marcha alentó a un alto número de mujeres que se acercaban buscando consuelo por haber cedido a la práctica del aborto”. “Desde la comisión de sanación, que cuenta con mujeres especializadas en Proyecto Esperanza, un programa de acompañamiento pastoral posaborto, se las escuchó y guió para, con mucha misericordia, ayudarlas a reconciliarse con Dios, con ellas mismas y con la sociedad”, detallaron.

Además, “jóvenes estudiantes suelen detenerse al ver los afiches exhibidos durante la marcha, asombradas de lo que hace en el cuerpo minúsculo de un niño la práctica del aborto, antes y después de los tres meses”, dijeron. “A estas jovencitas, si lo solicitan, se les brinda información sobre el comienzo de la vida y la razón por la que hay que respetarla, desde la concepción”, contaron.

Finalmente, Olga Muñoz, organizadora de la iniciativa, expresó a AICA que también “entienden que la acción sin oración, en tema tan sagrado como es la vida humana, queda sin sustento. Por esta razón y conscientes de la trascendencia que cada vida representa tanto en lo particular como para la sociedad entera, se acompaña el repartir folletos, con el rezo del Rosario por la vida, aunque sin cerrar a otras religiones la causa de la protección de los no nacidos”.

“Fueron varias las oportunidades en que, al acercarse personas que practican otra religión, se les facilitó el micrófono para que rezara por la vida del niño concebido, según su propia creencia; ya que la defensa de la vida humana es común a todos los hombres, sin tabúes religiosos, porque el destino de la humanidad se hace entre todos los que habitan esta casa común, sea cual sea su creencia”, aseveró.

Informes: [email protected].

Fuente: Agencia de noticias AICA

Comentarios relacionados

https://www.lasextaseccion.com.ar/comentarios/ley-de-proteccion-integral-de-la-familia/

https://www.lasextaseccion.com.ar/comentarios/lo-que-no-se-dice-de-los-ninos-con-adn-de-tres-progenitores/

Sumá tu comentario