Comentarios

Los argentinos queremos ser NACIÓN

 

Queremos ser Nación

Por Juan Martín Perkins

Ernesto Araujo es el nuevo ministro de relaciones exteriores de Brasil. En recientes declaraciones dijo cosas como las que transcribo textualmente:Juan Martín Perkins

  • “No estamos acá para trabajar por el orden global”.
  • “Nuestra política cristiana se está atrofiando por el miedo a ser criticados”.
  • “No buceemos en esa piscina sin agua que es el orden global”.
  • “Por mucho tiempo Brasil era un país que hablaba para agradar a los administradores del orden global. Queríamos ser un buen alumno en la era del globalismo”.
  • “Admiramos a los que luchan por sus patrias, por ejemplo Israel, que no dejó de ser una Nación aunque no tenía suelo; hoy nos encontramos con algunas naciones que, teniendo suelo, iglesias y castillos NO QUIEREN SER NACIÓN. Por eso admiramos a Estados Unidos, porque defienden su bandera y dan culto a sus héroes. Admiramos a la nueva Italia, a Hungría y a Polonia, a los países latinoamericanos que se liberaron del Foro de San Pablo y a quienes luchan contra la tiranía en Venezuela”.
  • “El problema del mundo no es la xenofobia sino la oikofobia, el odio a la propia casa, el odio al propio pasado y a la propia historia”.
  • “Debería preocuparnos también la teofobia, el odio a Dios… canalizado e impulsado por la agenda global”.
  • “Para destruir una edad es necesario acabar con las naciones y apartar a los hombres de Dios”.
  • “Los que dicen que no hay hombres ni mujeres son los mismos que dicen que no hay derecho a cuidar las fronteras”.
  • “La lucha por la Nación es la misma que por la familia, la vida y la humanidad en su dignidad infinita de creatura”.
Juan Martín Perkins

Ernesto Araujo

Tanto el ministro Araujo como el propio presidente Bolsonaro y su gobierno votado mayoritariamente por los brasileros, paraliza de miedo y enojo a la progresía argentina.

Los periodistas se llenaron de adjetivos calificativos, todos despectivos e irrespetuosos de la determinación del país vecino. Mala cosa. Siempre peleados con la realidad.

Nacionalismo, valoración de las FFAA y de seguridad para combatir a la delincuencia, promesa de impedir la ideología de género dejan atónitos a nuestros periodistas y comunicadores de Clarín y La Nación (ni hablar del resto de los medios que se hacen harakiris masivos).

Pero lo que más los desnucó fue que el presidente Bolsonaro se atreviera a poner a Brasil y su gobierno bajo la protección de Dios después de haber dado públicamente gracias a la Divina Providencia que haya salvado su vida tras el atentado.

Mientras en la Argentina, nuestros filósofos, políticos, periodistas y comunicadores se dedican a contar cuantas veces por discurso se invoca a Dios en los discursos presidenciales… Brasil avanza.

No ahorran epítetos como medieval, atrasado, retrógrado y muchos más… Tantos, que me dan ganas de ponerle unas fichas y desearle lo mejor.

Yo hubiera votado por él. Ojalá cumpla por el bien de Brasil, la región y el mundo.

Ojalá sepa subir al tren y no le pase como al presidente Macri que todavía está parado en el andén abrazado a la receta de la agenda global.

Los argentinos también queremos ser NACIÓN.

Sumá tu comentario