Arte

Recorrido por el alma femenina

Fosforescencia

Recorrido de un alma femenina

Hasta el 28 de septiembre de 2018 – Lunes a Viernes de 8.00 a 20.00 horas – Edificio Anexo, Senado de la Provincia de Buenos Aires – Avenida 7 esquina 49 – Ciudad de La Plata.

 

Paula Rivero

 

Polifacética, vital y profunda, la artista visual Paula Rivero presenta en la Cámara de Senadores de la Provincia de Buenos Aires, “Fosforescencia, recorrido de un alma femenina”, su muestra retrospectiva tras casi tres décadas de carrera artística.

Los más de veinte trabajos de Paula Rivero que podrán apreciarse en la ciudad de La Plata hablan de su pasión y energía transformadora, explorando, siempre, nuevas técnicas y conceptos. Y no sólo ponen de manifiesto su diversidad creativa, sino que además, enseñan cómo la figura femenina se transforma en insignia de su obra mediante una tenaz búsqueda de la libertad, premisa fundamental de su concepción como artista.

Paula Rivero

 

Nacida en Buenos Aires en 1973, desde su infancia debió migrar junto a su familia por distintos países: Italia, México, Perú, Uruguay, además de la Argentina.

Recibida en el profesorado de Arte Prilidiano Pueyrredón, de Buenos Aires, y tras incursionar en la carrera de Diseño, decidió volcarse de lleno a su carrera artística a través de un intenso rasgo expresionista.

En esta vasta exposición, que abarca sus principales obras desde el año 2002, Paula Rivero se propone construir un relato de metáforas a través de sus obras.

Las primeras, verdaderos emblemas de su carrera, son cuadraturas que enseñan la técnica del palimpsesto (manuscrito que se conserva como huellas de un grabado anterior); éstas son seguidas por una serie de sugestivos corsés que representan el incipiente proceso de liberación de la mujer; hasta llegar al quiebre y la ruptura mediante obra más blancas, limpias y etéreas, pero con una fuerza latente sinónimo de la ansiada libertad.

“Fosforescencia, recorrido de un alma femenina, es una muestra con la que, quizás, muchas mujeres puedan hallarse, y por qué no, inspirarse, para visualizar ese quiebre existencial que les permita desplegar las alas”, relata convencida Paula Rivero.

Y es que la obra de la artista lleva impregnado un claro concepto femenino ligado a la idea de crecimiento y búsqueda de la mujer en post de su emancipación a todo mandato social ajeno a sus sueños y desafíos.

Sus trabajos expuestos, además, son tan sutiles como autorreferenciales. “Fosforecer es un verbo, y trabajando en mis obras siento ese verbo a flor de piel. Aunque está claro que mi recorrido no ha sido siempre del todo fosforescente, por supuesto. Pero también en mis oscuridades me he encontrado creando.

Y es ese fuego interior la bocanada de aire y energía que me impulsó a seguir, a probar, a experimentar, a no parar, para que la luz salga de la materia, del color, del trazo. Allí es que surge la fosforescencia”.

Con sus dibujos, pinturas, esculturas, cerámicas, tintas y acuarelas, Paula Rivero propone una nueva mirada conceptual sobre la evolución, el crecimiento y la libertad de la mujer, liberación que resulta vital para poder crear.

“Como siempre digo, así como para crear una obra de arte primero hay que poder creer desde el alma; para poder dar ese primer gran paso interior hacia la libertad, también es necesario creer desde ese lugar”, sintetiza.

Fotos: Juan Villagrán.

 

Ver también

“El Transbordador, Arqueología de un naufragio”

Sumá tu comentario